FUNDAP y la tecnología

Roberto Gutiérrez,
Presidente de FUNDAP

Los colaboradores de FUNDAP están preparados para asumir el reto de conjugar tecnología con humanismo, velocidad con veracidad de los datos, y eficiencia con respeto a la dignidad de la persona.

Desde sus inicios la Fundación ha privilegiado el uso de tecnología para hacer más eficiente su tarea, tanto a lo interno de la misma -en sus métodos y procesos de trabajo-, como en el servicio que presta a sus beneficiarios, apoyándoles en el conocimiento, gestión y uso de la misma. Para ello se acude a tecnologías “de punta”, así como a tecnologías apropiadas, también conocidas como adecuadas.

La razón de su uso se basa en que, en la medida en que se incorpora tecnología a un proceso cualquiera, éste incrementa la productividad, medida como el logro de más producto con los mismos insumos; o puede ser también reducción de tiempos y esfuerzos; o una combinación de ambas ventajas. Las tecnologías, como sabemos, son el resultado de trasladar descubrimientos científicos en instrumentos o aparatos de aplicación práctica.

Es así como durante varios años FUNDAP trabajó en la búsqueda de tecnologías apropiadas para productores de ovejas y el procesamiento de la lana; y más tarde, mediante alianzas institucionales, en temas de secamiento solar de madera, cocción de cerámica, tratamiento de fibras para uso de prendas personales y en otros productos artesanales.

Con ello se avanzó en estrategias tecnológicas para eficientar el trabajo de lana en Momostenango; así como de los ovinocultores en la Sierra Madre y los Cuchumatanes; de los artesanos de la madera en Nahualá; de los productores de artículos de cerámica en Totonicapán, y de tejedores con fibras en El Quiché.

Un producto muy apreciado para los ovinocultores de la Sierra Madre y los Cuchumatanes fue el “redil móvil”, el que permite a los productores ovinos mejorar la genética de sus animales mediante administrar la reproducción; recuperar el bosque mediante la reforestación natural; limpieza de la lana evitando el contacto con plantas de mozote; y sobre todo liberar tiempo de los “niños pastores”, quienes al no tener que estar en permanencia vigilando el rebaño, han podido dedicar tiempo a tareas mas humanas y productivas.

Las tecnologías apropiadas las ha seguido desarrollando FUNDAP en proyectos de apoyo artesanal. De igual manera se están implementando tecnologías “de alta productividad” en producción familiar de vegetales, frutas y maíz en sistemas de alta eficiencia, en varios lugares con una metodología novedosa.

Hacia lo interno y en aspectos administrativos de información y control, FUNDAP cuenta con los sistemas más modernos y eficientes para disponer de indicadores precisos y oportunos.

Es así como los colaboradores de la Fundación están actualizados y preparados para el uso de esas tecnologías, lo que les permite informarse e informar a los beneficiarios. Es también por la tecnología que utiliza FUNDAP que puede medirse el impacto de sus programas.

Hoy que la inteligencia artificial y la robótica acercan eficiencia y productividad, hay que estar actualizados y preparados para el uso de las mismas; un uso que, sin perder el espíritu humano, se implemente para un mejor y más oportuno servicio. Y los colaboradores de la Fundación están preparados para asumir el reto de conjugar tecnología con humanismo, velocidad con veracidad de los datos, y, muy importante: eficiencia con respeto a la dignidad de la persona, tal como reza el postulado fundacional de FUNDAP.

Francisco Roberto Gutiérrez Martínez
Quetzaltenango, marzo de 2020.

Cómo respondemos ante el COVID-19 |